¿Qué son los alimentos Kilómetro Cero?

¿Qué son los alimentos Kilómetro Cero?

Frente a los productos que viajan miles de kilómetros hasta llegar al supermercado, en Patopata.com, apostamos por el consumo local, promoviendo alimentos “kilómetro cero”, elaborados de manera artesanal y ecológica.

Pero… ¿qué son los alimentos Kilómetro 0? ¿Se trata de una moda o una apuesta por el cambio? Te damos 5 razones por las que deberías consumirlos.

Kilómetro 0, por una alimentación sostenible

Todo empezó con el movimiento Slow Food en los años 90. Esta asociación mundial promueve el consumo de alimentos de calidad, ecológicos y de proximidad (en oposición al concepto de “fast food”), por dos razones principales:

a) Para reducir la enorme huella ecológica que conlleva la manipulación, embalaje y transporte de materias primas a miles de kilómetros. La filosofía “Km. 0” es una idea genial para crear un estilo de vida y un estilo culinario que a diario nos motive a preservar el medio ambiente.

b) Para incentivar la gastronomía local y evitar así la extinción de determinadas variedades/razas autóctonas que dejan de emplearse por la invasión de productos extranjeros (o incluso rescatando platos típicos de las regiones que morían ante el peso la comida rápida).

Se trata de cocinar con ingredientes vinculados a un territorio o, cuanto menos, buscar los productos de temporada, adaptando así nuestra vida y nuestra cocina al paso de las estaciones del año. En definitiva, comprar y comer lo que hay cerca, acortando distancias entre la tierra y el fogón.

Razones por las que consumir alimentos Kilómetro 0

¿Por qué deberías consumir alimentos Kilómetro 0? Te damos 5 razones:

1. Consumir alimentos Kilómetro Cero es apoyar la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.El transporte internacional de productos supone un impacto ambiental en forma de contaminación, emisiones de gases de efecto invernadero implicados en el cambio climático, generación de residuos por la necesidad de un mayor embalaje, etc. Al acortar las distancias, la huella ecológica en los productos Km. 0 es muchísimo menor.

2. Consumir productos Kilómetro Cero es sinónimo de una alimentación saludable. Los alimentos Km. 0 son productos saludables y de calidad, ya que conservan todas sus propiedades nutricionales y tienen un mejor sabor y olor, al estar frescos. Además, están libres de conservantes ya que se han producido de manera natural sin emplear aditivos químicos, fertilizantes, herbicidas, pesticidas, grasas añadidas, hormonas ni antibióticos, por lo cual contribuyen a la seguridad alimentaria.

3. Consumir alimentos Kilómetro 0 favorece la economía y el empleo local, al apoyar a los pequeños y medianos productores y artesanos de nuestro entorno más cercano.

4. Comprar productos Km. 0 es tener información detallada sobre lo que consumimos. Los consumidores cada vez nos preocupamos más por llevar una alimentación sana y saludable. A su vez, queremos estar más informados sobre el origen de los productos que compramos y sus métodos de elaboración. Los productos Km. 0 encajan con esta manera de consumir.

5. Los alimentos Km. 0 son más económicos, ya que se reducen los intermediarios de comercialización, transporte y distribución. Asimismo, aseguran un precio adecuado al productor en relación con la calidad del producto.

Promover los alimentos kilómetro 0 implica apoyar a los productores y artesanos locales, el consumo ecológico, los alimentos de temporada y de proximidad, y una agricultura y ganadería que rescatan variedades y razas autóctonas que están desapareciendo. En definitiva, comprar directamente al pequeño productor y recuperar así nuestra gastronomía.

Muchos son los chefs y consumidores que se identifican con esta nueva “forma de vida”. Y tú… ¿te unes a la filosofía Kilómetro Cero?.